El 80% de las personas cuidadoras asegura que se sienten estresadas

Un informe de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología señala que el 80% de las personas que cuidan a los mayores se sienten estresadas. Además, el 50% padece insomnio y el 76% presenta dolores osteoarticulares. Demandan más tiempo libre.

El estudio, realizado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), se basó en una encuesta online realizada a 820 cuidadores. Los resultados muestran que estos tienen una importante carga física, psíquica y emocional, ya que el 84% de los mayores precisa de ayuda para su higiene, ocho de cada diez para vestirse y siete de cada diez para realizar la limpieza del hogar. El 63% precisa ayuda para preparar comida y el 58% para alimentarse. Además, seis de cada diez necesita ayuda para gestiones administrativas.

Dentro del ámbito sanitario, también se aprecia un alto grado de dependencia de los mayores. El 85% requiere de ayuda a la hora de tomar medicamentos adecuadamente, el 62% estimulación cognitiva y casi seis de cada diez tiene incontinencia urinaria o fecal. Además, el 54% necesita algún tipo de cura y cinco de cada diez precisa rehabilitación.

Todo esto ocasiona que más de la mitad de los cuidadores (54%) afirmen que les ha supuesto cambios en sus vidas, causándoles alteraciones en su carácter y en su estado de ánimo. El 60% ven afectado su estado de salud, notando fatiga y estrés. El 76% presenta dolores osteoarticulares y dolor de espalda, un 50% sufre insomnio y casi un 40% padece dolores de cabeza.

Los principales problemas de salud mental o síntomas a nivel psicoafectivo afectan a un 49% de los cuidadores: Frustración e impotencia (73%), la ansiedad, irritabilidad o enfado (61%), la depresión o tristeza (57%), la soledad (35%) y el sentimiento de culpa (30%).

Estos trabajadores apuntan que las principales necesidades que tienen para combatir estos problemas son el apoyo y el reconocimiento social (51%), la necesidad de ayuda económica (45%) y el apoyo psicológico y emocional (41%).

Para combatir todos estos problemas, Atenzia, empresa especializada en el ámbito social y de la salud, celebró una jornada teórico-práctica sobre el mindfulness y sus beneficios para el cuidador.

La actividad fue impartida en el Centro de Servicios Sociales Pablo Neruda (Madrid) por Elena Urzaiz de Francisco, experta en mindfulness en contexto de salud. Durante las tres horas de duración de la jornada, los 36 asistentes pudieron conocer esta técnica y algunas prácticas para reducir el estrés.

Los expertos aseguran que algunos de los efectos positivos del mindfulness son: Reducción del estrés y la ansiedad, mejora de los niveles de atención, concentración y memoria, mejora del autoconocimiento de uno mismo y de los demás, favorece la comunicación y las relaciones sociales, mejora la gestión del tiempo, aumenta los estados de calma y mejora la calidad del sueño.

Para acceder al informe, pinche aquí

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +