EL EJERCICIO AL AIRE LIBRE REDUCE EL DETERIORO COGNITIVO

La práctica de ejercicio al aire libre mejora el proceso de deterioro cognitivo en mayores. Así lo indica David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Residencial. Además reduce hasta un 40% la mortalidad por problemas cardiovasculares.

Los ejercicios de tipo aeróbico de baja o moderada intensidad son los más apropiados para los mayores de 65 años. Esto se debe a la baja exigencia cardiovascular y porque ayudan a incrementar la fuerza muscular y la elasticidad. Además, contribuyen a reducir el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular hasta en un 40%.

En cuanto a los beneficios psicológicos y emocionales, el ejercicio ayuda a producir endorfinas, las denominadas hormonas de la felicidad, que también mejoran las habilidades mentales como, por ejemplo, la memoria o la capacidad de concentración.David Curto reconoce que, “además de los beneficios de ejercitar el cuerpo, la actividad física al aire libre, rodeado de naturaleza y aire limpio,contribuye a mejorar el estado anímico, la calidad del sueño, reducir el estrés y, además, aporta vitamina D”.

Explicó también que “favorece especialmente a las personas que muestran deterioro cognitivo, ya que las actividades continuadas en el exterior reducen la aparición de la ansiedad, astenia, trastornos conductuales y mejora el control de enfermedades crónicas y otros factores clave”.

Asimismo, el especialista afirma que “la práctica de ejercicio en estos entornos ayuda también a reducir la presión arterial y, por ende, a desarrollar problemas de salud”. No obstante, recomienda evitar realizarlo en horas de intenso calor, usar protección solar y mantener un nivel de hidratación adecuado.

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +