El ejercicio ayuda a prevenir las caídas en las personas mayores

Una investigación publicada por el Instituto de Investigación del Hospital St. Michael (Canadá) revela que la práctica de ejercicio físico moderado ayuda a prevenir las caídas en las personas mayores. El riesgo de sufrirlas se reduce hasta un 23%.

El trabajo, publicado en la revista “JAMA”, indica que el ejercicio, como el tai chi, puede disminuir el riesgo de caídas perjudiciales en un 12% en personas mayores de 65 años. Según los autores, la doctora Sharon Straus (geriatra del Hospital St. Michael, en Toronto) y el doctor Andrea Tricco (científico del Instituto de Investigación del hospital y del Programa de Traslación de Conocimientos del Instituto del Conocimiento Li Ka Shing), se observó una reducción aún mayor (38%) en las personas que se ejercitaron y que tuvieron una evaluación o un tratamiento de la vista.

Las caídas son la principal causa de lesiones entre los adultos mayores y representan 2.000 millones de dólares en costos directos de atención médica al año (31.000 millones en costos, en 2012, en Estados Unidos).

Andrea Tricco alertó de que “las caídas tienen un gran impacto en el bienestar de nuestra población de mayor edad y, dado el envejecimiento de la población en todo el mundo, la incidencia de caídas continúa en aumento. Hemos sido capaces de identificar las estrategias más efectivas para reducir el riesgo de caídas que causan lesiones. El ejercicio solo, o junto con evaluaciones de la vista y evaluaciones ambientales, es muy efectivo y deben considerarlo los pacientes, los médicos y los responsables de la formulación de políticas”.

El doctor señaló que “la elección de las intervenciones de prevención de caídas puede depender de los valores y las preferencias de los pacientes y los cuidadores”. Para algunos pacientes, el ejercicio en realidad puede elevar el riesgo de caídas porque se vuelven más móviles a medida que aumenta su fuerza, pero los riesgos de inmovilidad son mucho mayores para los adultos mayores.

Los hallazgos sobre las intervenciones para prevenir caídas perjudiciales en general se basaron en un análisis de 54 ensayos clínicos aleatorizados que involucraron a casi 42.000 personas y 39 intervenciones. Los investigadores también analizaron 68 ensayos clínicos aleatorizados que involucraron a más de 85.000 personas y 43 intervenciones para prevenir caídas que causaron fracturas.

De esta forma, descubrieron que el tratamiento de la osteoporosis para los que están en riesgo (tomar una clase de medicamentos llamados bisfosfonatos que evitan que el cuerpo descomponga los huesos, combinado con suplementos de calcio y vitamina D) se vinculó con una reducción del 11% en el riesgo de fracturas.

Para acceder al estudio (de pago y en inglés), pinche aquí.

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +