El ejercicio en casa mejora la salud en pacientes con párkinson

Para llevar a cabo la investigación, los científicos dividieron a los participantes en dos grupos: Uno en el que tenían que hacer ejercicio sobre una bicicleta estática, durante 30 o 35 minutos a la semana, viendo una aplicación que les motivaba durante la actividad; y otro en el que solamente tenían que realizar ejercicios de estiramiento.

Las bicicletas estaban equipadas con juegos motivadores, haciendo que el programa fuera más entretenido y desafiante para los pacientes. Éstos podían, además, competir contra ellos mismos o contra otros ciclistas. A medida que se iban poniendo en forma, los desafíos aumentaron de dificultad. Los expertos ajustaron la dificultad del juego a los latinos del corazón de los participantes.

Gracias a este sistema de motivación, los diagnosticados con párkinson cumplieron fielmente con el régimen de ejercicio en bicicleta tres veces por semana durante un período de seis meses.

Los resultados arrojaron que aquellos que se habían ejercitado con la bicicleta presentaban una aptitud cardiovascular mayor que los que únicamente habían practicado ejercicios de estiramiento. Asimismo, la discapacidad motora del grupo de ciclismo también fue significativamente mejor.

Los expertos añadieron que “nos sorprendió gratamente que las personas con enfermedad de párkinson pudieran cumplir tan bien con sus regímenes de ejercicio. Además, el efecto beneficioso sobre su discapacidad motora fue lo suficientemente grande como para ser clínicamente relevante. El hecho de que este ejercicio de ciclismo se pueda realizar completamente en casa es una gran ventaja para los pacientes, ya que esto mejora enormemente la viabilidad del tratamiento”.

Para acceder al estudio (de pago y en inglés), pinche aquí.

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +