LA ACTIVIDAD FÍSICA REDUCE EL GASTO SANITARIO POR PERSONA

Una persona que practique actividad física puede reducir su gasto sanitario hasta en 330 dólares. Es una de las conclusiones de un estudio que ha realizado el Centro de Control de Enfermedades y Prevención de EE.UU. La entidad publicó también un informe sobre el nivel de ejercicio de los ciudadanos.

Los investigadores del CDC documentaron recientemente que los individuos físicamente activos tenían menores costes médicos directos anuales en relación a las personas sedentarias. La diferencia de precio era de 330 dólares por persona, basado en una media de gasto de 1.987 dólares. Los datos mostraban que si todos los adultos estadounidenses siguieran las recomendaciones mínimas de ejercicio físico podrían ahorrarse hasta 29.200 millones de dólares.

En este trabajo se analizó la actividad física y los gastos médicos de la Encuesta Nacional de Gastos en Medicina 1987. En ella se detallaba que los estadounidenses, de 15 años en adelante, que regularmente realizan ejercicio moderado o vigoroso durante 30 minutos tres o más veces a la semana, tenían costes médicos directos anuales medios de 1.019 dólares frente a 1.349 de los inactivos.

Jeffrey Koplan, miembro del CDC, señaló que “esto sugiere que podemos crear un gran impacto en la reducción de gastos sanitarios mediante el fomento de la actividad física regular. La cantidad de actividad física que se requiere para hacerlo es razonable y está al alcance de la mayoría de los estadounidenses”.

El estudio encontró, además, que las personas físicamente activas tienen menos hospitalizaciones, visitan menos al médico y usan menor porcentaje de medicamentos que las personas físicamente inactivas. El ahorro es igual tanto para hombres como para mujeres, para personas con y sin discapacidad e incluso para fumadores y no fumadores.

Los especialistas del Centro de Control de Enfermedades y Prevención promueven que se realicen pequeños cambios en la rutina habitual, como por ejemplo utilizar las escaleras en lugar del ascensor o usar menos los vehículos motorizados y realizar los trayectos a pie o en bicicleta. Esos pequeños detalles ya suponen un importante ahorro en gasto sanitario a largo plazo.

Por otro lado, el CDC también realizó un estudio sobre el nivel de actividad física de los ciudadanos según los diferentes estados del país. En este informe se muestra:

• La proporción de adultos (por estado) que realiza al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada aeróbica o 75 minutos semanales de intensidad vigorosa actividad física aeróbica o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa aeróbica.

• La proporción de adultos que practican más de 300 minutos semanales de actividad física moderada aeróbica o 150 minutos a la semana de intensidad vigorosa actividad física aeróbica o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa aeróbica.

• La proporción de adultos que no realizan ninguna actividad física en su tiempo libre.

• La proporción de estudiantes (entre los nueve y 12 años) que diariamente llevan a cabo una hora o más de actividad vigorosa.

•  La proporción de estudiantes que reciben clase de Educación Fisica a diario en el colegio.

Los datos reflejan que en Estados Unidos el 64,5% de la población adulta es físicamente activa y que, de ese grupo, un 43,5% es altamente activa (más de 300 minutos semanales). Por otro lado, un 25,4% de la población no realiza ningún tipo de ejercicio físico. En el caso de los niños, el 17,1% es físicamente activo y el 30,3% realiza diariamente Educación Física en el colegio.

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +