Los mayores activos acuden bastante menos a los servicios de salud

Un estudio de las Universidades de Saskatchewan (Canadá) y California (EE.UU.) revela que los mayores que practican actividad física acuden con menor frecuencia a los servicios de salud. El propósito del trabajo era examinar la relación entre el tiempo libre dedicado a la actividad física y el uso de los servicios sanitarios en personas mayores.

El método se basó en un estudio transversal con datos de 56.652 participantes pertenecientes a la Encuesta de la Comunidad Canadiense de Salud. Los participantes (48% hombres y 52% mujeres) tenían una edad comprendida entre los 53 y los 73 años y fueron divididos y analizados en tres grupos de edad empleando modelos lineales generalizados. Los participantes fueron clasificados en función de su nivel de actividad física basado en el gasto energético diario que habían reportado.

El grupo que no realizaba actividad física en su tiempo libre fue clasificado en cuatro niveles que iban desde los que se pasaban la mayor parte del tiempo sentados a los que se pasaban la mayor parte levantando objetos.

Los resultados revelaron que las personas activas entre 50 y 65 años realizaron un 27% menos de visitas a consultas de medicina general y un 8% menos de consultas a nivel anual con respecto a los participantes inactivos.

Las personas activas entre 65 y 79 años presentaron un 18% menos de incidencias que los participantes inactivos con respecto a años anteriores en cuanto a ingresos hospitalarios con al menos una noche de hospitalización. Los niveles más altos de inactividad física estaban significativamente relacionados con los niveles más bajos de utilización de los servicios médicos entre todos los grupos.

Las conclusiones a las que se llegó fueron que la ausencia de práctica de actividad física en el tiempo libre parece ser un fiable indicador del uso de los servicios médicos, particularmente en los dos grupos de mayor edad. Si nos centrásemos en estrategias basadas en reducir el tiempo que dedicamos a realizar actividades sedentarias, podríamos obtener un impacto muy importante en la reducción del uso de los servicios sanitarios.

Para acceder al estudio completo (en inglés), pinche aquí.

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +