Los mayores que pasean con perro caminan 22 minutos más al día

Un estudio de la Universidad de Glasgow Caledonia (Reino Unido) señala que pasear con el perro es suficiente para que las personas mayores cumplan las recomendaciones de la OMS en actividad física. Caminan 22 minutos más al día.

Para llevar a cabo el trabajo, publicado en la revista científica BMC Public Health, los autores monitorizaron durante tres semanas la actividad física y el comportamiento sedentario de 86 personas que ya habían cumplido o superado los 65 años, 43 de las cuales eran propietarias de perros. Los científicos evaluaron el tiempo dedicado por los participantes a caminar, los periodos en los que permanecían sentados, así como el número de veces en las que se sentaban y durante cuánto tiempo.

Philippa Dall, directora de la investigación, comentó que “las personas mayores de 64 años que tienen un perro dedican cada día una media de 22 minutos adicionales a caminar, lo que supone un extra de 2.760 pasos diarios frente a los no propietarios de estos animales. Al cabo de una semana, este tiempo adicional dedicado a caminar puede por sí mismo ser suficiente para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de realizar al menos 150 minutos de actividad física moderada a vigorosa”.

Nancy Gee, co-autora del documento, explicó que “nuestros resultados indican que la tenencia de un perro puede jugar un papel muy importante a la hora de alentar a los mayores a caminar más”.

Las conclusiones también mostraron que los participantes que sacaban a los perros, propios o ajenos, tenían una menor tendencia a buscar asiento, si bien el tiempo total que pasaban sentados no difería significativamente del de los mayores que no paseaban a estos animales.

Gee añadió que “nuestro estudio ofrece una visión de cómo el hecho de tener una mascota ayuda a la gente mayor a que alcance niveles más altos de actividad física o mantenga sus niveles de ejercicio durante un mayor periodo de tiempo, lo que podría mejorar sus perspectivas de una mejor calidad de vida, mantener o mejorar su capacidad cognitiva y, quizás, aumentar su longevidad”.

Los investigadores comentaron no poder explicar porqué los mayores propietarios de perros son más activos. Dado que es un estudio observacional, no permite extraer conclusiones del tipo “causa y efecto”. Sin embargo, y aunque no cuente con el aval científico, no parece descabellado sugerir que tener un perro estimula (u “obliga”) a sus dueños a tener que salir a caminar junto a sus mascotas.

En este sentido, los médicos podrían alentar el tener un perro o compartir su cuidado para motivar a las personas mayores a ser físicamente más activas.

Para acceder al estudio (en inglés), pinche aquí.

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +