Mantenerse activo en la vejez ayuda a vivir de manera más independiente

Según un estudio del Hospital General de Eastbourne (Reino Unido), mantenerse activo en la vejez ayuda a vivir de manera más independiente y reduce la necesidad de asistencia social. El gasto supera los 100.000 millones de libras anuales en el país.

La investigación, publicada en la revista “The BMJ”, muestra que una cuarta parte de las mujeres y el 20% de los hombres británicos no realizan ninguna actividad física durante la semana. La OMS recomienda un mínimo de 150 minutos semanales para mantener la salud.

Scarlett McNally, una de las autoras del trabajo, explicó que “los efectos del envejecimiento se confunden a menudo con la pérdida de estado físico y, en realidad, es una pérdida de estado físico lo que eleva el riesgo de necesitar atención social. Las personas de mediana edad y mayores pueden aumentar su nivel de condición física al de una persona promedio una década más joven mediante el ejercicio regular”. Además, hay evidencia de que la condición física mejora la capacidad cognitiva (mental) y reduce el riesgo de demencia.

El pensamiento generalizado en la sociedad es que el ejercicio es para los jóvenes, mientras que las personas mayores deben relajarse. Sin embargo, los expertos apuntan que “se ha demostrado que ir al gimnasio, pertenecer a grupos que salen a caminar, la jardinería, los clubes de cocina y el voluntariado mejoran la salud y el bienestar de las personas de todas las edades con enfermedades a largo plazo”.

Los investigadores solicitan también cambios en el entorno “para hacer posible el ejercicio para las personas de mediana edad y mayores, incluidos espacios abiertos e instalaciones para viajes activos”. A su juicio, los profesionales de la salud y el cuidado necesitan una mejor capacitación y apoyo para recomendar la actividad física como un medicamento.

Los pacientes mayores ingresados en el hospital pasan más del 80% de su tiempo en cama y más del 60% ven reducida su movilidad. Esto puede abordarse mediante un enfoque de rehabilitación y apoyo para mantenerse activos por parte de los profesionales de la salud y el cuidado, así como de la familia y los amigos.

Para acceder al estudio (en inglés), pinche aquí.

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +