NAVARRA: GUÍA PARA FAVORECER EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO

Se han editado 80.000 ejemplares (67.000 en castellano y 13.000 en euskera). Se están distribuyendo en centros sanitarios y sociales, residencias de mayores, clubs de jubilados, ayuntamientos, sindicatos, colegios profesionales y otros organismos cuya actividad tiene algún tipo de relación con las personas mayores.

La iniciativa se enmarca dentro de las actuaciones que desde el año 2000 viene realizando el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) en relación con la promoción de la salud en las personas mayores. Además, se desarrolla en consonancia con las líneas de trabajo recomendadas por los diferentes organismos internacionales: Difundir una imagen social positiva de la vejez y favorecer la participación social de los mayores, promover entornos socioeconómicos y físicos que favorezcan su accesibilidad y autonomía, y estilos de vida saludables potenciando el ejercicio físico, las capacidades cognitivas y la vida social de las personas mayores.

Este manual, de lectura fácil y amena, ofrece a lo largo de 12 páginas información, recomendaciones y ejercicios prácticos que ayuden a los mayores. Su finalidad es que puedan adoptar estilos de vida que les permitan llegar a esta etapa de la vida conservando el máximo de capacidades físicas, mentales y sociales, de autonomía y de vida propia.

Según el Instituto de Estadística de Navarra (datos de 2013), en la Comunidad Foral 151.914 personas tienen más de 60 años, lo que supone el 24% del total de la población. El índice de envejecimiento (nº de mayores de 65 años por cada 100 menores de 15) es del 17,86% y el de dependencia senil, del 26,83%. La esperanza de vida, una de las más altas del mundo, es de 81,1 años en hombres y 86,5 en mujeres.

Los tumores, las enfermedades del sistema circulatorio, las respiratorias y del sistema nervioso figuran como las principales causas de muerte en la región. Se calcula que las enfermedades crónicas son la causa del 80% de las consultas de Atención Primaria. Las especialidades con mayor tasa de derivación son las relacionadas con el aparato locomotor (110 por cada 1.000 habitantes). En Navarra, el total de población que vive en residencias de mayores es de 5.119 personas, siendo más numerosas las mujeres.

El Libro Blanco del Envejecimiento Activo en España cita como discapacidades más frecuentes en personas de edad avanzada el déficit de audición, visión y movilidad (cada persona mayor de 65 años sufre al menos una caída al año y en mayores de 84 se multiplica por ocho), los problemas para realizar las tareas básicas diarias (lavarse, vestirse…), alteraciones de los pies e incontinencia. La mayoría de las discapacidades son más frecuentes en mujeres que en hombres. En mayores de 65 años, el porcentaje de personas ancianas frágiles es de un 8% y en mayores de 69 años, del 17%. En relación con la calidad de vida, el aspecto negativo más frecuente es el dolor.

Have your say

Universidad Europea de Madrid Equipo de Gestión Cultural Movinivel +